Tipos de Hosting: ¿Cuál elegir?

Hay una amplia variedad de servicios de hosting, o alojamiento web. Todos ofrecen diferentes aspectos de servicio que pueden ser muy interesantes. ¿Cómo puedes elegir el tipo de hosting que mejor se adapte a ti y a tu sitio web?

alojamiento web

Aquí ponemos una lista de los tipos de hosting más común. Verás los diferentes aspectos para tener una idea de lo que te irá mejor.

  • Hosting Compartido (Shared Hosting)

Esta opción implica que varias páginas web se alojan juntas en el mismo servidor. Así, se reparten entre todos los costes de alojamiento web. Esto resulta en un servicio de hosting a un precio bajo, es una buena opción para sitios web que no tienen un número de visitas mensuales muy elevado.

Las desventajas son que, como compartes con otras páginas web que también se alojan en el mismo servidor, corres el riesgo de que uno de los otros usuarios use su página para enviar spam. Esto significará que todas las páginas serán afectadas y no podrán enviar correos electrónicos hasta que el problema sea solucionado.

  • Servidores Privados Virtuales (VPS)

Aquí lo que contratas es un servidor virtual. Es decir, el proveedor del servicio que contratas divide un servidor web en unos cuantos servidores virtuales. Así es distinto al servicio de hosting compartido, porque puedes trabajar como si el servidor no fuese compartido, aunque realmente sí estas compartiendo con otros servidores privados virtuales que se están alojando en el servidor web.

Esto también significa que tienes recursos reservados en el servidor solamente para tu página web, y lo que ocurra con el resto de las páginas web que están alojadas en el mismo servidor no te afectará.

  • Hosting Dedicado (Dedicated Server Hosting)

Con este tipo de alojamiento web, tú eres un el único usuario en el servidor web. Es exclusivamente para uso tuyo. Así, todos los recursos del servidor están disponibles solamente para ti.

Este servicio es idealpara sitios web con mucho tráfico.  Así no tienes que compartir los recursos con nadie, y tu página web no tendrá fallos por falta de recursos. Por ejemplo, cuando compartes un servidor web con otras páginas web, puede pasar en alguna ocasión que las otras páginas tengan mucho tráfico y que el servidor se sature. Sin poder tener más recursos, puede ser que en este momento tu página web responde de forma lenta, o que se encuentre sin acceso. Con un hosting dedicado, no encontrarás este problema.

  • Hosting en la Nube (Cloud Hosting)

Hosting en la nube, o cloud hosting, es una solución muy adaptable. Aquíse utilizan los recursos de múltiples servidores. Esto hace que esta opción sea muy fiable. Si ocurre que uno de los servidores deja de funcionar, tu página web seguiría funcionando en otro servidor.

Con este tipo de alojamiento web, puedes pagar por los recursos que realmente usas, en vez de pagar una cuota fija por el alojamiento.

Aquí hemos presentado los servicios más usados. Tu opción dependerá de lo que necesite tu sitio web. En Hostgator.com, puedes encontrar más opciones, allí se adaptan a tus necesidades.  ¡Elige lo mejor para tu página web!.